AGRIPA.ORG

Summary

El programa de conservación de razas españolas de gallinas desarrollado por el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA) premiado en el marco de la Expo Milan 2015

Content

El pasado 4 de junio, la Ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha hecho entrega en el Pabellón de España de la Exposición Universal de Milán 2015 de los diplomas a los 9 ganadores en los “Desafíos sobre buenas prácticas innovadoras” en alimentación y sostenibilidad que se están desarrollando en España, en sus tres modalidades: “promocionar una dieta equilibrada para las personas y el planeta”; “reducción del desperdicio alimentario” y “fortalecimiento de la innovación agraria para alimentar el planeta”.

El Programa de conservación de razas españolas de gallinas desarrollado por el INIA, para la conservación in vivo de 12 razas de gallinas españolas, mantenidas en la estación experimental avícola de “El Encín” (Alcalá de Henares), ha resultado premiado entre las iniciativas más relevantes de las 126 que han participado, presentadas por empresas, Administraciones, entidades sociales, ONGs, universidades y centros de investigación.

El investigador José Luis Campos Chavarri responsable del Grupo de investigación de Mejora Genética y Conservación de Gallinas del INIA ha recibido el premio de reconocimiento de una experiencia y una práctica ganadera que ha permitido el mantenimiento de la diversidad en las poblaciones autóctonas de gallinas.

 

En 1975 el Grupo de mejora genética y conservación de gallinas del INIA, inició el Programa de conservación in vivo de razas españolas de gallinas, que posteriormente fue complementado con la creación del Banco de Germoplasma, ambas actuaciones a cargo de los Departamentos de Mejora Genética y de Reproducción Animal del INIA.

“Todas ellas son buena muestra del gran trabajo que se desarrolla en nuestro país, en torno a la alimentación y a su sostenibilidad”, ha valorado la ministra, quien considera que estas actividades en su conjunto, contribuyen a reforzar la imagen de la agricultura y la alimentación española como ejemplo de innovación y sostenibilidad, y a poner en valor su aportación al reto de alimentar el planeta.